5 comentarios

FINALMENTE EN ETSY ¡Qué emoción!

Con una plataforma tan fabulosa para los artesanos como ETSY no se como he tardado tanto “abrir mi tienda” virtual allí. Supongo que porque he estado dedicándole más tiempo a la investigación y a la creatividad intelectual en los últimos tiempos. Pero llegó el momento del comercio electrónico para InspirArte y Ser en un espacio que junta a tanta gente creativa de todas partes del mundo.

La tienda también se llama InspirArte y Ser

Encabezado Tienda

Allí he comenzado a colocar algunas de las piezas que tengo hechas y progresivamente iré montando más y elaborando otras porque estoy segura que esto será un estímulo para aprovechar esos momentos de inspiración creativa.

Como bien es sabido, el comercio electrónico está muy condicionado por el tráfico de la página, por eso te agradecería mucho si te tomas unos minutos para visitarla y marcarla como favorita. ¿Te animas?


Deja un comentario

LOS SOÑADORES TAMBIÉN SE VAN DE VACACIONES

Se acerca el verano y en España se respira ánimo vacacional, ganas de descanso, todos queremos disfrutar del buen tiempo, tomar hasta el último rayo de sol para revitalizarnos, que se nos  impregne la calidez en nuestras células…  También el Club de los Sueños Creativos necesita una pausa para reinventarse, después de diez meses de encuentros regulares. Aprovecharemos para cargar las baterías y regresar listos a contactar con nuestra más pura esencia, a seguir construyendo el presente y el futuro a la medida de nuestros sueños, sin dejar de expresar lo que nuestras almas desean profundamente.

Esta semana nos encontramos en un lugar diferente, y le dimos al momento el toque de cierre de ciclo. Ha sido una sensación hermosa darnos cuenta de cómo hemos ido cambiando nosotr@s mism@os con nuestros proyectos, cómo este proceso de materializar un sueño se puede volver transformador. Estoy sumamente agradecida a tod@s por ser parte de este “experimento” tan nutritivo, por lo compartido en este viaje en el que nos hemos embarcado junt@as y que unas veces nos lleva dentro y otras fuera, pero sin perder el rumbo onírico que nos inspira.

Definir el proyecto fue un reto, darnos el permiso para dedicar tiempo y energía a materializarlo también.

Algunos iniciamos el recorrido con un sueño o proyecto que estaba más o menos definido, mientras otros teníamos ideas generales que fuimos afinando en el camino, o que se fueron dividiendo en varios proyectos independientes, con avances dispares. Pero casi todos los proyectos han ido evolucionando hacia algo totalmente diferente de lo que eran al principio, a pesar de mantener la esencia de cada quien; esa que quisimos contactar desde el principio para corroborar que dedicaríamos nuestro esfuerzo y energía a un sueño verdaderamente propio.

Pese a los avances, no hemos estado exentos de  dudas, miedos, postergación...

No obstante el ejercicio inicial de contactar con nuestra esencia antes de ponernos en marcha y comenzar con entusiasmo, por momentos algunos hemos tenido que tomar una pausa para atender al soñador, para aclarar las ideas o para lamernos las heridas y prepararnos para retomar el rumbo. También las puertas que se cerraron a uno de los proyectos más acabados y mejor definidos a poco tiempo de comenzar retumbaron en los corazones de todo el grupo. Sin embargo, hemos perseverado, y al final todos hemos ido dando pequeños pasos en la dirección elegida. Algunas veces se hace necesario ir adentro al reencuentro de la pasión que nos permita seguir a toda costa, arriesgar, confiar.

El grupo ha sido verdaderamente ancla, apoyo e inspiración

En este proceso hemos corroborado la importancia de la Tribu, como la llama Ken Róbinson en sus libros El Elemento y Encuentra tu elemento. La Tribu la conforman esas personas que comparten tu misma pasión, el mismo deseo de descubrir tus talentos y aprovecharlos, hacer aquello para lo que han nacido. Además, señala algo clave y es que tu tribu “sabrá ver en tus  fracasos la semilla de tu éxito”.   El grupo nos ha servido para compartir ideas, información, consejos, animarnos en momentos de bajón, inspirarnos, reafirmarnos, retroalimentarnos con sus comentarios sobre los pasos que vamos dando. Todavía recuerdo el día que cada uno hizo su  “elevator pitch” (esa presentación brevísima de nosotros y/o de nuestro proyecto que tiene que resultar clara y a la vez cautivante). Fue muy simpático y cada un@ aportó su granito de arena para optimizar el mensaje oral y corporal. Otro aspecto que considero que ha sido genial es que cuando alguien no ha logrado avanzar también ha encontrado en el grupo ese espacio de confianza donde expresarlo con total franqueza  o como resultado de la interacción se ha inspirado para dar el siguiente paso.

Esta última jornada nos ha servido para hacer un balance y mirar hacia el futuro, porque hay que reinventarse cada día.

En esta oportunidad hemos hecho un repaso de lo vivido desde aquel día en que nos comprometimos en este recorrido, pasando por la amena jornada de  representación manual de nuestro proyecto (que nos sirvió para que nuestro hemisferio derecho presentara también su perspectiva) hasta estos últimos encuentros en los que los avances son distintos y las perspectivas de algunos proyectos más claras que otros.  Para mi ha sido muy grato que el grupo quiera continuar. Eso implicará, sin embargo, una cierta reinvención.  Ya algun@s han lanzado ideas para esa nueva etapa: más estímulo a la creatividad, más coaching personalizado, mayor frecuencia, otros términos…  Me puedo imaginar lo divertidas que serán unas sesiones de pensamiento lateral o divergente a la vuelta de las vacaciones para reconducir nuestras actividades y redefinir los planes de acción, siempre conscientes de nuestra naturaleza cíclica (porque la mayoría somos mujeres!).  Aprovecharemos el verano para que su luminosidad impregne nuestro propósito de ser fieles a nuestra esencia.

Y tú, ya encontraste tu tribu?

Estás entonando la melodía impresa en tu alma?

 


2 comentarios

UPCYCLING O REVALORIZACIÓN: una mirada creativa y conciente a nuestros residuos.

Existe mucha información sobre el impacto ambiental que tiene la generación de residuos, y ya nos estamos familiarizando con las tres erres: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Hoy quiero referirme a una cuarta R que es la Revalorización o Upcycling, tambien llamado supra-reciclaje. En este caso, de lo que se trata es de dar una segunda oportunidad a ese material que ya sirvió para una determinada función y añadir un valor adicional extendiendo su utilidad, tal vez con otra forma o propósito. Me explico. Cuando reciclamos vidrio, papel, plásticos o envases metálicos, lo que se hace es que éstos deben pasan por un proceso de producción a partir del cual se produce un producto de menor valor. En cambio cuando revalorizamos evitamos tener que  el material de base tenga que pasar de nuevo por un ciclo o proceso que requiere inmensas cantidades energía, agua, y otros recursos; o que simplemente vaya a parar en un vertedero, por tratarse de productos generalmente no reciclables, y paradójicamente obtenemos un producto de mayor valor. Es una imitación de la naturaleza, donde nada se desperdicia.

Un caso que me ha llamado la atención siempre es la cantidad de residuos que se generan en los mercados municipales, que por cierto me encantan por la frescura de sus productos. Los embalajes de chapa de madera que se usan para transportar muchas frutas y verduras no se reutilizan, se botan. Así que en mi última visita al mercadillo me traje un par de cajas y decidí aprovecharlas para pintar, hacer un poco de arte terapia. Aquí podéis ver cómo se transformó la caja de la cebollas considerada desecho.

Upcycling

Pero eso no es sino un simple ejemplo, hay muchas más cosas que se pueden hacer, constituyendo una gran oportunidad para reducir nuestro impacto ambiental y generar valor de uso y valor de cambio.  Lo que se necesita es creatividad. De hecho en diciembre pasado tuvo lugar en París un evento para apreciar las posibilidades de la obsolescencia re-programada!  Una de las páginas más inspiradoras respecto a la re-valorización es sin duda la de  Antonia Edwards, mientras un grupo de arquitectura y diseño de interiores nos muestra los muebles que están elaborando con pallets, bases de madera de común utilización en el comercio de mercancías.  Danny Seo en su libro sobre el tema nos da una serie de ideas  para la vida diaria, cosas que podemos hacer nosotros mismos;  tambien podemos inspirarnos en el blog segunda oportunidad, y por supuesto Pinterest   nos ilustra  aún más. En realidad la revalorización brinda opciones de mucha mayor trascendencia,  como lo demuestra el proyecto europeo EKOPAN, que está tratando de utilizar los neumáticos usados para la construcción de barreras acústicas en las carreteras.  En fin, son muchas las cosas que se pueden hacer antes de decidir enviar un objeto que ya no nos sirve al vertedero o al contenedor de reciclaje. Inspirémonos un poco y ahorremos al planeta algunos recursos e impactos. 


Deja un comentario

Creatividad y empresa: buscando inspiración en la naturaleza

El mayor capital de una empresa es el talento, la creatividad y el compromiso de las personas que la conforman y hacen realidad sus metas. Son ellas las que en determinado momento vislumbran una oportunidad de negocio, rediseñan un proceso, crean un nuevo producto, mejoran las características de sus bienes o servicios, o lanzan una idea que pareciendo inicialmente descabellada puede llegar a constituirse en impulso a la actividad de la que se trate. Por supuesto ello requiere que se den unas determinadas condiciones en el ambiente de trabajo que propicien la creatividad, que exista una cultura de la innovación; algo que tenemos que procurar no sólo en la empresa sino desde la escuela y la familia.

En un contexto caracterizDiapositiva1ado por  inmensos desafíos sociales, económicos, ambientales y de toda índole, es precisamente cuando cobra mayor importancia la creatividad, que por cierto debería estar impregnada de ética, por principios como la responsabilidad social y ambiental, la ecoeficiencia, la ecoeficacia, la colaboración y el largo plazo, en lugar de la ganancia rápida, a expensas de cualquier recurso y cualquier colectivo.

Es muy estimulante ver cómo van proliferando en la actualidad una serie de iniciativas empresariales inspiradas en la naturaleza, dando cuenta de gran creatividad e ingenio y posibilidades de obtener beneficios económicos, sociales y preservar el medio ambiente al mismo tiempo. La Biomímesis, por ejemplo, busca inspiración en la naturaleza, que hace miles de años ha solventado con éxito problemas a los que nos enfrentamos en la actualidad o dándonos la posibilidad de mejorar o innovar. Es lo que Gunter Pauli ha denominado  economía azul,  la cual nos ofrece un camino hacia el ansiado desarrollo sustentable, que iría más allá de lo que nos plantea la economía verde.

Por otra parte, las llamadas  industrias creativas constituyen uno de los sectores más dinámicos de la economía mundial. En tales industrias no sólo se incluyen las relacionadas con  el arte y la cultura, sino tambien todas aquellas que proveen servicios creativos como publicidad, arquitectura, artesanía, gastronomía, etc. También en este caso encontramos muchos ejemplos de inspiración en la naturaleza, tanto en sus formas como en su funcionamiento y estrategias, para crear nuevos productos o servicios: más resistentes, eco-eficientes, que reduzcan la cantidad de recursos que se utilizan, así como los residuos o los impactos sobre el medio ambiente; mientras otros revalorizan un material que de otra manera se hubiera desechado. En fin, la creatividad y la naturaleza se presentan como una combinación que ofrece innumerables oportunidades.