Deja un comentario

Una ALPARGATIKA que atraviesa fronteras en una misión humanitaria

Como todas esas palabras del español que empiezan por Al, Alpargata también es una palabra de origen árabe que se coló en nuestro lenguaje para referirnos a un calzado de lona con suela generalmente de esparto, cañamo, cocuiza o caucho, entre otros materiales. La alpargata representa también un vínculo entre culturas que ha servido de base a una de las iniciativas, que haciendo acopio de creatividad, se han venido desarrollando para aportar un granito de arena en la crisis humanitaria que vive Venezuela. En este caso se trata de la Asociación ALPARGATIKA que está desarrollando una encomiable e inspiradora labor humanitaria localizando medicinas y material médico-quirúrgico, fundamentalmente, para su envío a Venezuela a través de una red de apoyo maravillosa que necesita tu ayuda. Detrás de las cifras de objetivos cumplidos hay personas, Sigue leyendo


Deja un comentario

Y si los valores femeninos contribuyeran a que demos una respuesta armónica a los desafíos climáticos que nos afectan?

En estos días estamos siendo testigos de algunas de las más desvastadoraes catástrofes naturales que se hayan registrado. Más allá de la angustia por los afectos que se encuentran en las zonas involucradas, ello nos lleva a reflexionar sobre las causas de las mismas y el tipo de respuestas que se dan; no sólo en lo inmediato con ayuda humanitaria tan necesaria, sino por la necesidad de cambiar enfoques estratégicos para incorporar a la mujer en el diseño y ejecución de los mismos, así como también para dar mayor relevancia a los valores femeninos en lo personal y colectivo, tanto en la dimensión económica como en la política. Uno de los temas que al que nos hemos dedicado desde este blog y en los círculos de mujeres es previsamente el empoderamiento femenino a través de propiciar formas de reconectar con  el respeto a la ciclicidad, la dulzura, la sensibilidad, el cuidado, la conciencia, la colaboración y la vivencia de lo femenino en armonía con nuestra esencia creadora. Ahora quisiéramos introducir algunas reflexiones que trascienden el plano personal porque es urgente aportar al equilibrio y la armonía en el plano familiar, social y global, centrándonos hoy en esto último que es lo que clama la naturaleza con vehemencia.

Ciertamente hay un vínculo personal con el tema que nos ocupa por tener familiares y amigos en aquellas tierras tan golpeadas por los huracanes, los terremotos, las lluvias torrenciales, etc… Pero nos preocupa no sólo su bienestar sino el de toda la población de las zonas afectadas. Muchas personas se están movilizando para echar una mano ante el drama humano que ha causado este lenguaje con el que la naturaleza reclama nuestra atención. Unos fenómenos en cuyo origen estamos involucrados todxs, por acción u omisión.

Cada vez es más evidente algo que se viene discutiendo internacionalmente desde los años 60. Me refiero al vínculo entre lo ambiental, lo social y el modelo económico predominante. Pero esto ha sonado a ideología de izquierda y se han ignorado las advertencias que han hecho los científicos sobre las terribles consecuencias de seguir ignorando la capacidad de la naturaleza para asimilar los impactos que generamos los humanos, no sólo por la manera en la que producen las empresas tanto públicas como privadas sino por el estilo de vida prevaleciente en la mayoría de los países. De hecho, es importante destacar aquí que tan no es de izquierdas es el el tema que los países comunistas han causado estragos ambientales y humanos peores que los países capitalistas y a quien osa denunciarles lo silencian…

Afortunadamente se ha consensuado una agenda internacional para el desarrollo sostenible de visión integral (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y muchas empresas  y creadores están trabajando en propuestas como la Economía Circular para redefinir los procesos industriales. Tambien hay cada vez hay más sectores tomando conciencia de que el cambio climático es algo real y estos tornados, huracanes, tormentas representan ya no una llamada de atención sino un grito desesperado…pero aún hay resistencias muy grandes a admitir que esos modelos de producción y consumo tiene que ver con tragedias tan terribles como las que han destruido países enteros en estos días y han dejado miles de damnificados a su paso, además de cobrarse unas cuantas vidas. Vale destacar que esto que se está evidenciando en America Latina en estos días también lo sufre Asia y Africa, mientras los cambios en las estaciones, la sequía y otros eventos climáticos tambien están afectando a Europa aunque con menor ferocidad.IMG_0400

Si bien la reconstrucción es necesaria para dar cobijo a tantas personas que se han quedado sin hogar, es necesario pensar a un poco más largo plazo y no sólo ponderar la manera en la que se está llevando a cabo este proceso, tanto en lo que tiene que ver con la dimensión ambiental como con la social, y en este sentido la mujer tiene que ser escuchada sino que tiene que ser parte activa en la ejecución de las estrategias que colectivamente se decidan. Lo de un estado paternalista que decide por nosotras que es lo que nos conviene o lo que necesitamos no es viable, la mujer tiene que tener voz y voto en la definición de esas necesidades porque es una de las partes más vulnerables en estas tragedias debido a la discriminación que se ha  traducido en que tenga menos recursos e incluso menos derechos efectivos.

No obstante, más allá de escuchar y tomar en consideración la situación praticular de las mujeres y l@s niñ@s en estos contextos, es también necesario una mayor participación de las mujeres en el cambio de modelo de desarrollo.IMG_0401 Para ello necesitamos mujeres que defiendan los valores femeninos, que los vivan, que promuevan los beneficios de una economía que respete los ciclos de la naturaleza porque saben la diferencia entre respetar o no sus propios ciclos, mujeres que valoran en términos sociales e incluso económicos el cuidado de l@s menores y l@s ancian@s o dependientes, el tiempo dedicado a la transformación de los recursos en comida, bienestar,.. así como mujeres que aporten su conciencia sobre lo sistémico porque saben de la importancia de mantener los equilibrio entre la familia, la colaboración, el contacto con la naturaleza y su conciencia sobre las interdependencias. Mujeres que sean capaces de ejercer liderazgos desde la empatía, la sensibilidad, el respeto a la diferencia, la suavidad, la fortaleza de lo femenino sin pasar por encima de quien sea o desconfiando de otras mujeres, ni luchando contra los hombres o querer imitarles para sentirse iguales.

Este es el vínculo entre esa dimensión personal y la global que tanta falta nos hace. Hacia allí queremos enfocar este llamado porque desde la vivencia íntima de la esencia femenina y de su revalorización en una sociedad patriarcal que se ha burlado de nuestros cambios o nos ha limitado a desempeñar papeles secundarios, la mujer ha evolucionado y está reconciliándose con su ciclicidad, ayudada por la comprensión de sus beneficios, conectándose con su intuición y su vulnerabilidad, no para equiparar femenino con debilidad sino para reconocer la fortaleza de la suavidad, las formas en las que se puede cultivar la capacidad de resiliencia, algo crucial para la sostenibilidad/sustentabilidad ambiental, social y global. La mujer está tomando conciencia del papel que ha desempeñado hasta ahora en el mantenimiento de la estructura patriarcal a través de su rol preponderante en la educación y formación, así como tomando conciencia de las diferencias y similitudes entre la violencia física y la violencia verbal o la manipulación emocional, un debate tan relevante en el contexto social como el ambiental, porque también se ha violentado a la naturaleza por años, burlando su ciclos, ignorando su capacidad de carga, el tiempo que le toma reponer los recuros que nos sirven de alimento, cobijo, medicinas, … y es así como hemos llegado hasta aquí.

Es fundamental deponer la confrontación sin dejar de exigir respeto a los derechos y buscar la armonía, la complementariedad entre unos y otros pues necesitamos tambien de las cualidades masculinas para fijarnos metas, focalizarnos en su consecución, etc. Hay hombres, incluso en posiciones de liderazgo, que están apoyando la igualdad y ese es un contexto positivo que tenemos que celebrar y alentar, porque la igualdad de género no es un tema sólo de las mujeres. IMG_0398El Dalai Lama, por ejemplo, dice que las mujeres occidentales van a salvar al mundo pero creo que para ello tienen que ejercer como mujeres no sucumbir a lo que han hecho muchas mujeres en posiciones de poder que es imitar a los hombres y ser mas “duras” que ellos. La tierra necesita nuestra sabiduría y cualidades, no para que nos echemos al hombro la responsabilidad de ser las salvadoras sino para transmitir esas cualidades y ese saber y aunar esfuerzos para proteger a la fuente de nuestro bienestar individual y colectivo.

 

 

 

 

 

 

 


1 comentario

Al amanecer de un nuevo año

Al amanecer de este nuevo año mi primer pensamiento es de gratitud por el hecho de estar viva, lo que me brinda la oportunidad de hacer que cada día tenga sentido, disfrutando de cada paso, de cada momento compartido, de expresarme de miles de maneras.

Deseo que todos mantengamos la ilusión en nuestros corazones, que encontremos dentro de nosotros la fuerza para erigirnos por encima de las circunstancias y con nuestra propia luz iluminar el camino que día a día nos va llevando hacia nuestras metas. Agradeciendo hasta las adversidades porque son un reto para encontrar salidas y nuevas perspectivas. Pero sobre todas las cosas valorando la vida.

Anidan tantos anhelos en nuestros corazones… Busquemos entre nuestras motivaciones la clave para mantener el foco o la dirección y la fuerza para levantarnos si en algún momento tropezamos o retomar el camino si nos desviamos. Tomándonos un tiempo si necesitamos aliento y reponer las fuerzas, pero manteniendo los sueños vivos.

Deseo que compartamos destellos de tu luz con quienes transitan en espacios sombríos o se enfrentan a retos complejos, ayudándoles a encontrar su propia chispa Divina y alimentarla con amor. Deseo profundamente que encontremos la paz en nosotros mismos para poder llevar paz a las situaciones de conflicto. Para poder ayudar a construir los puentes para reencontrarnos…

Nuestro bienestar está vinculado al bienestar de nuestro entorno, humano y ecológico. No ignoremos a los que confrontan situaciones de guerra, tragedias naturales o precariedad. Preguntémonos cómo podemos compartir  nuestras bendiciones con quienes agradecerían infinitamente un gesto de bondad. Algunas veces una palabra de aliento, una muestra de humanidad puede salvar a alguien del abismo.  A veces  una pequeña expresión de solidaridad representa una gran ayuda. Preguntémonos cuál es la huella que dejamos a nuestro paso.

Añoro que el mito de la red de Indra se haga realidad. Todos los seres conformando una hermosísima red en la que cada uno es una perla o imagepiedra preciosa, y en la medida en que incrementamos nuestro brillo vamos brindando destellos luminosos que se reflejan en las joyas más próximas mientras se refleja en nosotros la luz de las demás perlas o piedras preciosas, haciendo que el conjunto brille aún más. La foto de Dom Komarechka de una gotas de agua sobre una tela de araña ilustra muy bien ese mito.

No puedo hacer abstracción de  la situación de Venezuela, donde están mi familia y muchos de mis afectos, defendiendo la alegría, como decía el poeta, y hasta su derecho a la vida en medio de una compleja situación que amenaza su cotidianidad en todas las dimensiones imaginables. No puedo olvidar a las más de 28 mil familias que este año se han sumado a los cientos de miles a quienes allí la violencia les ha impuesto ausencias prematuras y dolorosas, o que por la ausencia de medicamentos y material hospitalario han fallecido. No puedo olvidar a quienes allí defienden sus derechos fundamentales en un escenario de grave deterioro de las condiciones socio económicas y políticas. Donde en ausencia de justicia y con impudicia se ha venido expoliando la riqueza del país y sometiendo a la población al miedo, al chantaje. Pero confío en que, a pesar de que estamos confrontando un régimen que se aferra al poder a cualquier precio, encontremos maneras creativas y pacíficas que nos permitan salir de esta situación y trabajar por un verdadero desarrollo sustentable para nuestro país, el cual, por cierto, o es inclusivo o no se sustenta!

Ojalá que hagamos de este año algo extraordinario!


Deja un comentario

Trabajo en equipo, creatividad y Chi Kung para dar la bienvenida a la primavera.

Los expertos en innovación destacan la importancia de propiciar un ambiente de libertad y colaboración para que fluyan las ideas y la creatividad se exprese de manera natural. Así se pueden explorar opciones diversas, intercambiar puntos de vista, ensayar, fallar, reintentar, solventar creativamente los problemas que puedan surgir y motivarse unos a otros. Esto es precisamente lo que hemos hecho este este fin de semana  el equipo de la asociación Arch Écovital.

Después de una activadora práctica de Yang Sheng el sábado, hemos imagecompartido una grata comida durante la cual intercambiamos ideas sobre cómo abordaríamos la transformación del jardín de la casa donde funciona la asociación. Ya Michèle y Raymonde habían comenzado a preparar el terreno, retirando las plantas y raíces que no cumplían una función dentro del plan de convertir aquello en un espacio de inspiración y  nutrición. Toda una lección de limprieza primaveral para prepararse para lo nuevo. Asimismo, habían estado estudiando el sistema de cultivo que se utilizaba en Francia enla época medieval -el cual propicia la diversidad biológica-, y habían comprado los materiales necesarios, las plantas ornamentales, etc. Pedro comenzó a hacer los primeros esbozos del mandala el sábado y se nos ocurrió utilizar unos recortes de vidrios coloreados que estaban guardados por allí para hacer el centro.  Todo estaba listo para operar la magia de la transformación…

El equinoxio de la primavera nos ha ofrecido el momento perfecto para ello y el tiempo nos ha acompañado con una día soleado de temperatura ideal. Un domingo animado por la ilusión en el que fuimos paso a paso poniéndonos de acuerdo en la delimitación de los espacios, midiendo, intercambiando perspectivas, risas y estímulos.

Pero también con cierta libertad para crear, improvisar, equivocarnos y proponer alternativas… El centro del mandala por ejemplo no lo pudimos terminar pero al final cambiamos de idea y quedará para otra cosa.

Como no podía ser de otra manera, con la guía de Raymonde Mayer, terminamos con una forma del Chi Kung que es pura poesía en movimiento. ¡Qué privilegio poder conocerla y tenerla como maestra!

Claro, esto no ha sido sino el principio. Aún nos queda mucho  por hacer, por sembrar, por cuidar, por nutrir…pero ha sido un maravilloso comienzo y una experiencia muy hermosa en el plano humano: entendimiento y aprendizaje, adaptación a los ciclos de la naturaleza,  profundización de los lazos de amistad y celebración de la vida.

 

 


6 comentarios

Al Norte del Sur: calidez caribeña en el corazón de Navarra

Estar absolutamente inmersa en la tesis durante los últimos meses me había privado de dar ocasionalmente un paseo por el casco viejo de Pamplona que tanto me gusta y donde te puedes encontrar incluso un rincón con calidez caribe! Cuando me acerco hasta allí encuentro en cada una de sus estrechas calles, en cada balcón, en cada Iglesia, en cada plaza, un trocito de historia, un relato interesante, un poquito más para mi comprensión y admiración de Navarra. Allí coexisten tradición, innovación, arte, sabores, emociones, ideologías, comercio, propuestas… Ya una vez comenté sobre ese viaje en el tiempo que fue visitar la Mañueta por dentro o encontrarme con la creatividad de un par de innovadores artistas que trabajaban juntos en las mismas obras de arte (Burubiarte).

Hace un par de semanas pasaba por la Plaza Consistorial cuando me llamó la atención una bandera venezolana. Me detengo y advierto una indicación que habla del mejor café en Al Norte del Sur, y digo para mis adentros, esa es lo que solemos decir en Venezuela respecto a su ubicación geográfica. Claro, también me doy cuenta que Navarra también se encuentra en el Norte del Sur, pero de Europa… En fin, me decido a entrar “un instante”… Y como era evidente aquello era obra de venezolanos emprendedores que se aventuraron a reinventar su vida en estas tierras, desandando los caminos de sus ancestros que ya otrora atravesaron el atlántico en busca de lo mismo, una oportunidad para recomenzar la vida, para darle un futuro a tus hijos.

ANDS3Resulta que me encuentro con un caballero que podría pasar por navarro dado su fisonomía y más aún por su nombre que definitivamente es de por estos lares  -Mikel de  Elguezabal Mendez-  pero cuando le digo que soy venezolana me corrobora que él también lo es. Resulta que es Cumanés, nacido en Francia por azares de la vida, pero un oriental auténtico que impregna de su amabilidad Caribe a cada cliente que llega a su café-librería. Una calidez en el trato que se gana todo aquel que entabla una conversación con él.

Parlanchines ambos logicamente en un breve lapso nos confesamos las respectivas razones para venir a establecernos por estas latitudes. Como tantos otros venezolanos que emigran en estos tiempos, Mikel -biólogo de profesión- tiene Másters, un doctorado, era profesor de la Universidad de Oriente; y ahora está aquí ganándose la vida como un emprendedor más.  Por eso yo le acabo de otorgar otro doctorado pero en ciencias de la reinvención vital, en honor a su osadía de venirse con su familia a montar este negocio con el sueño de “sembrar bosques literarios”, compartir saberes, estimular creadores, multiplicar talentos… La magnanimidad de su corazón le hace compartir y colaborar con otros  compatriotas que llegan desorientados o compartiendo sus cuitas. Pero su inquietud intelectual y social van mucho más allá como pude apreciar cuando leí uno de sus libros, ese que regala a quien quiera recibir y sabe de su “urgencia de comunicarse” como él dice, del amor por su terruño, de cómo honra a su mujer, sus hijos y toda su familia y amigos.

Mikel se ha establecido en un espacio sencillo y luminoso en el centro del casco viejo, ANDScerca al Ayuntamiento, al cual he vuelto ya varias veces porque allí convergen café y literatura, exiliados y sueños rotos, esperanzas y descubrimientos, nostalgias y aspiraciones, diversidad e ideas, inteligencia y chispa venezolana, risas y memorias color turquesa… Allí puedes no sólo entablar una agradable conversación o probar un chocolate al estilo venezolano, también puedes leer o llevarte alguno de los libros de “bookcrossing”,  es decir a cambio de dejar otro libro que ya has decidido pasar a otro lector. También puedes comprar la obra de algún autor autopublicado o admirar alguna de las creaciones de los artistas plásticos que usan sus paredes para exhibirse. Los niños tienen su riconcito donde pueden dibujar o explorar algunos de los libros infantiles que también están esparcidos por allí. Algunas veces te topas con algunos de estos artistas o autores y entonces la esencia del lugar se hace patente: la misma de Venezuela que dió cabida en su seno a gente de las más diversas culturas en un mestizaje eterno que va más allá de un color de piel.

ANDS4He advertido ya que la gente se hace asidua de Al Norte del Sur, y me he animado a preguntarles por qué. Javier, un jóven mexicano que está de Erasmus, me decía que ciertamente el café era el mejor que se había probado acá pero sobre todo lo que le ha atraído más es definitivamente la amabilidad con la que Mikel trata a todas las personas. Y añadió, si tuviera que describirlo diría que es “éste es un lugar cálido”, donde apetece venir. En ello coincide con una mamá navarra que amamantaba a su hermoso bebé y me confesaba que venía con mucha frecuencia porque le encantaba el ambiente pues la trataban con cordialidad, leía el periódico o degustaba una infusión.

ANDS5Otros pasan por allí como parte de su descubrimiento de los rincones de la ciudad y se topan con un personaje tan afable y original que vuelven para escuchar sus cuentos tristes de unos cuantos apellidos vascos, de ancestros que también experimentaron el exilio, las variopintas historias venezolanas o simplemente para hacer networking porque Mikel es experto en tender puentes entre la gente y entre las culturas. La evidencia es que está forjando con trabajo e ingenio, y mucha calidez caribeña, uno inmenso que acerca a Venezuela y Navarra.

 

 

 


Deja un comentario

Hijos de la Tierra o la revalorización de las culturas ancestrales

Anoche tuve la ocasión de ver el excelente documental dirigido por Patxi Uriz y Axel O’ Mill, Hijos de la Tierra, el cual acaba de recibir el Goya al mejor cortometraje documental. Bueno, podría decirse que este premio corona una estela de éxitos porque ya había sido galardonado en varios festivales en 2014 y 2015.

El planteamiento que hace la obra es claro: la salud de los seres humanos es un reflejo de la salud de la tierra. Sus mensajes explícitos se acompañan de una maravillosa fotografía que, por unos instantes, me acercaron a las latitudes de donde provengo. En realidad, el documental se filmó en España, Brasil, México, Reino Unido, y Francia. Pero esos caudalosos ríos del Amazonas y su gente me recordaron mis viajes por los confines de Venezuela.  Las entrevistas a chamanes y chamanas de diversas etnias y tradiciones revelaban la convergencia entrentodos ellos, destacando la necesidad de acercarnos y cuidar la tierra, por nuestro propio bien.

Me parece fantástico el trabajo de condensación que han hecho y que logra abordar en sólo 35 minutos, espinosos temas como la colonización, la inquisición, la desforestación y pérdida de biodiversidad, la apropiación de los saberes y recursos naturales por parte de las farmacéuticas para patentarlos y mantenernos atados como clientes. La subestimación de las culturas ancestrales ha hecho que se considere un atraso utilizar las plantas para sanar una enfermedad mientras que en realidad los principios activos salen de allí. Cuantos “guarapos” nos preparaba mi abuelita para cualquier dolencia…

La imagen se revela una vez ante nosotros como una herramienta poderosa para disolver dicotomías. Como decía Patxi Uriz, no se trata de rechazar los avances de la ciencia pero si de conjugar los beneficios de ésta con los saberes ancestrales. La distancia que nos separa – como urbanitas y obsecados con el crecimiento – de la sabiduría de la esencia viva de la tierra nos impide apreciar no sólo que la naturaleza es una farmacia viviente sino aprender de sus ritmos y de la adecuada gestión de sus recursos para no alterar irremediablemente su funcionamiento.

Al final hubo un coloquio muy interesante. Ambos productores Patxi Uriz y Sandra Iraizoz estaban allí para comentar y responder a nuestras preguntas. Qué lujo! Me sorprendió en particular el hecho de que un proyecto que empezó por tomar unas fotos para un libro sobre plantas medicinales y los vínculos que se establecieron entre Navarra y la Amazonia derivase en una obra de la factura técnica que tiene Hijos de la Tierra. Me maravilla el hecho de que se hayan permitido soñar con algo de mucho mayor alcance, dejarse guiar por su corazón y su intuición, lo que les llevó a descubrir personas que enriquecieron la propuesta y fueron dando forma al producto final. Que gratificante encontrarse con gente que apuesta por rescatar valores y comportamientos que pueden contribuir a mejorar la salud de todos y de la tierra.

Os transcribo el texto del cartel cuya representación de la Madre Tierra me encantó. Gracias Conchi Ortega por esta extraordinaria propuesta.

” Soy madre de lava y fuego. Soy sangre de ríos y mares. Soy el viento que llega de lejos. Soy el sol que muere en la tarde. Soy la fuerza del pájaro esclavo. Soy tiempo que pasa y no vuelve. Soy hoja en la brisa rebelde. Soy tierra. Soy vida. Soy muerte.


Deja un comentario

¿Y TU CUANTAS MANERAS TIENES DE ENFOCAR LA SOLUCIÓN DE UN PROBLEMA O PRODUCIR IDEAS?

Cada vez se hace más importante recurrir a nuestra creatividad para resolver los retos que se nos presentan día a día, sea con problemas laborales, deseos de innovar en la empresa, contextos socio-económicos o políticos complejos, educación de los hijos, etc. Desde hace varias décadas se ha estado investigando sobre la manera que tiene nuestro cerebro de enfocar las cosas, de resolver un problema, y se han propuesto múltiples maneras de lograr mejores resultados. Entre las técnicas más conocidas figuran la lluvia de ideas, los mapas mentales, el pensamiento lateral o divergente, la combinación de pensamiento divergente y convergente, etc.

Como he mencionado en alguna entrada anterior, Edward de Bono es un psicólogo maltés interesado en la neurociencia quien nos ha propuesto técnicas sumamente interesantes para incrementar la creatividad; primeramente con el pensamiento lateral y luego con los seis sombreros para pensar. Sigue leyendo


5 comentarios

¿Y SI LO QUE ESTAMOS POSTERGANDO ES LA OPORTUNIDAD DE SER FELICES ?

El trabajo con mi tesis doctoral me ha vuelto a poner en contacto con la tendencia a postergar, diferir, procrastinar, aplazar cosas importantes que sabemos debemos hacer y que postergar no solucionará, tal vez al contrario, hará más complicado realizarlas… ¿quién no ha caído en eso alguna vez?

Hay quien piensa que se trata de flojera, pero en realidad es mucho más complejo. Hasta un premio Nobel como George Akerlof admite haber caído en ello!!! Y algunos autores destacan que se está volviendo una tendencia social y política, sobre todo en esta época en la que existen tantos estímulos externos, donde se espera que estemos activos en todas las redes, cumplamos todas las responsabilidades personales, familiares, laborales, ciudadanas, etc.

Procrastinar (que por cierto no es un anglicismo sino una palabra que viene del latín procrastinare) no sólo implica postergar tareas pesadas o incómodas de la vida cotidiana, sino que abarca también cosas de mayor peso, involucrando incluso las relaciones personales (no poder terminar con relaciones sentimentales destructivas), postergar un proyecto, una carrera, una conversación importante con el jefe o la pareja, o decisiones que son trascendentales para nuestra vida, nuestros anhelos…

Entre los mecanismos que usamos para no afrontar la tarea figuran: el escape, la distracción, la trivialización e incluso el humor.

procrastinar-shutterstock

En el mejor de los casos hacemos las cosas en el último minuto, cuando ya casi no queda tiempo, lo que genera adicionalmente gran estrés y ansiedad.

Parece que estuviéramos esperando siempre una oportunidad más propicia, y no llega… Y lo peor es que tal vez terminemos haciendo algo mediocre porque no le hemos dedicado suficiente tiempo para hacerlo bien.

Lo que viene a continuación es la frustración o la decepción, arrepentimiento y toda una serie de justificaciones. Somos más efectivos postergando y justificando que enfrentando el reto. En fín un cúmulo de emociones que nos hacen sentir peor.

Hay muchas recomendaciones al respecto. Los expertos apuntan a que se trata de un problema de gestión del tiempo, aunque más allá de eso hay otros factores que pueden estar impulsandonos a diferir nuestras propias necesidades, lo que el alma nos está pidiendo.

Entre las muchas cosas que la procrastinación puede estarnos diciendo de nosotros mismos figuran:

  • Que percibamos la tarea como demasiado grande, compleja, pesada o aburrida.Ciertamente hay personas de una incuestionable capacidad de trabajo que han reconocido sentir pereza ante la perspectiva de un duro reto, como lo señala Amy Gallo en el blog del Harvard Business Review. Algunas tareas cotidianas nos resultan pesadas, incómodas y si tenemos otras cosas que hacer comenzamos con las que más nos gustan, o incluso nos las inventamos, preferimos llenar nuestro tiempo con otras actividades más placenteras o de gratificación inmediata que asumir la que no nos gusta. Según señalan los expertos en la materia las tareas domésticas y rutinarias representan la forma más común de procrastinar, pero tal como lo apunta el psiquiatra Ned Hallowell  posponer las tareas no te libera de ellas, hacerlas si.
  • Razones culturalesen el caso de las mujeres es muy común que las necesidades de toda la familia estén antes que las nuestras en la escala de prioridades; sin embargo, también muchos hombres pueden colocarse en el último lugar en la lista de prioridades por una mal entendida amabilidad, complaciendo a los demás siempre o para ganar aprobación. Otra razón de la que habla la psicóloga argentina Liliana Mizrahi es que ancestralmente la mujer se ha dedicado a apoyar al hombre para que sea exitoso, no para ser ella la exitosa y ello pesa en nuestra conducta actual.
  • Falta de autoestima de lo que no estamos del todo conscientes. Eso nos hace dudar de lo que seremos capaces o genera miedo a no poder controlar el resultado. Postergar puede incluso darnos la excusa perfecta para decir “lo hubiera podido hacer mejor pero no tuve tiempo”. Algunos expertos consideran que ello conduce al victimismo… Piers Steel ha relacionado la postergación crónica con la falta de autoestima y ausencia de una influencia de modelos de conducta positivos en el entorno. El escritor británico canadiense Malcom Gladwell coincide en que el entorno del individuo tiene mucho que ver con la autolimitación, el victimismo, la procrastinación sin que seamos conscientes de ello. Estos casos requieren de apoyo para poder superar mecanismos que se han perpetuado por generaciones.
  • También puede ser exceso de confianza: creemos que seremos capaces de controlar todos los factores que intervienen en el momento en que decidamos actuar, aunque sea a último minuto. Eso le genera una cierta adrenalina a algunas personas  ¿sentirse en el borde del precipicio y salvarse los convierte en héroes?
  • La falta de motivación puede ser otro factor. Es cierto que algunas tareas son aburridas o no ofrecen una recompensa interesante que nos impulse a realizarlas. Sin embargo, necesitamos liberarnos de ellas y la buena noticia es que podemos crear recompensas para motivarnos. La propia sensación que disfrutamos después que una acción está desarrollada puede desencadenar motivación y servir de retro-alimentación para continuar actuando. También podemos ofrecernos algo a cambio si logramos la meta. Otras veces es necesario valorar si es que hemos perdido la motivación por cualquier tarea, o por una en especial. Entonces de lo que se trata es de algo más que procrastinar…
  • Creemos que el éxito es cuestión de suerte o por el contrario no nos lo merecemos. Si consideramos que no tenemos suerte, tal vez no hagamos el esfuerzo necesario para lograr nuestras metas o nos desanimemos al primer obstáculo. En realidad se trata de algo más que de suerte. Puede ser que precisamente de lo que se trate es de perseverar o ver las cosas desde otra perspectiva.
  • Tenemos miedo al fracaso: ese es uno de los aspectos que comúnmente señalan los psicólogos, que se han interesado en abordar este tema por el componente de irracionalidad que entraña. Es probable que lo que estemos evitando es fracasar, pues nuestra autoestima se vería afectada, en vez de considerar que el intentar algo aunque no resulte exitoso siempre implica un aprendizaje.
  • Buscamos la perfección: el afán de hacer las cosas perfectas en vez de lo mejor posible puede también estar conduciendonos a perder oportunidades importantes.
  • Tal vez queremos evitar conflictos o sentirnos mal: ciertamente es bueno respirar antes de reaccionar pero postergar ad infinitum un problema no nos libera de él, al contrario puede incluso empeorar, puede entrañar rabia pasiva.
  • Problemas con la autoridad: en algunos casos el diferir puede implicar una cierta resistencia hacia esa figura de autoridad que puede estar presionándonos para hacer algo o por el contrario nuestra idea de hacer algo que nos place choca con las creencias que esa persona tiene.
  • El síndrome de la mente voladora: nos surgen nuevas ideas con tal rapidez que nos impide darles forma y materializarlas antes de que surja el aburrimiento y la sustituyamos por una idea más atractiva.
pequeño paso

Ahora bien, ¿qué pasaría si hiciéramos lo que en realidad tenemos que hacer? Qué pasaría si alcanzáramos el éxito, si nos enfrentáramos a nuestros miedos y los venciéramos? ¿Qué tal si asumiéramos los riesgos???

Tal vez podríamos fallar, pero también podríamos acertar. ¿Còmo te sentirías tu si cambiaras tu historia de eternas justificaciones por una de logros, aprendizajes, satisfacción?

Afortunadamente podemos cambiar y para ello lo más importante es el compromiso con nosotros mismos, con recuperar el control y permitirnos arriesgar para ser felices, exitosos, sentirnos bien con nosotros mismos.

  • Lo primero es reconocer que incurrimos en el irracional hábito de postergar con la consiguiente necesidad de justificar o a sabiendas de que nos sentiremos peor. Hay varios test en la web para determinarlo pero si lo que has leído hasta ahora te resuena tal vez si.
  • Desvelar las causas: algunas veces podemos llegar solos a definirlo y otras veces necesitaremos ayuda profesional. A mi la práctica de la conciencia plena (Mindfulness) me ha ayudado porque permite observar nuestros pensamientos y acciones durante el día, observar el momento en el que se experimenta la ansiedad y la tensión que rodea la tarea no realizada, apreciar el proceso de elaboración de la justificación. etc. Pero sobre todo porque me permite integrar esa parte de mi, aceptarla, percibir cuando se acerca el impulso de posponer y controlarlo para entonces actuar.
  • Sustituir el debería hacerlo por el puedo, quiero, o voy a hacerlo: muchas veces nos decimos a nosotros mismos que deberíamos hacer algo pero la frase lleva implícito que no que no lo haremos o al menos la posibilidad de aplazarlo. Por ello es importante cambiar el lenguaje, y decir por ejemplo, mañana voy puedo// voy a reservar una hora para hacer ejercicios. ¿Cuál te resulta más efectiva?
  • Buscar una buena motivación. ¿Qué satisfacciones te producirá alcanzar esta meta, realizar esta tarea, lograr un determinado proyecto? Piers Steel señala que la motivación es la clave porque es como si ambas cosas no fueran compatibles. Escribir esa motivación en algún lugar donde podamos verla si se trata de una tarea que se prolonga y recordarla siempre que nos descubramos postergando.
  • Implementar cambios en el uso del tiempo que disipen la ansiedad. Hay muchas recomendaciones para la gestión del tiempo que ciertamente son útiles, como elaborar una lista flexible, realista y priorizada de objetivos. Eso es mejor que un complejo calendario de actividades especificando el uso de cada minuto. Contemplar ratos de descanso  puede incluso motivarnos a terminar más rápido. Es clave controlar la inclusión de tareas que son importantes para los demás personas, y no para nuestros propósitos.
  • Dividir las tareas en pasos permite avanzar progresivamente, disminuir la sensación de intimidación de los grandes retos. Si notamos que estamos bloqueados frente a una tarea que necesitamos hacer, es preciso apreciar las sensaciones que están involucradas, darnos una pausa, salir a respirar aire puro, y volver luego para aplicarnos de nuevo, aunque tal vez usando otro enfoque.
  • Mantenernos centrados: Tenemos que definir claramente nuestras metas y mantener el foco en ello. Para mi los mandalas ayudan mucho en esto porque nos permiten volver al centro siempre, no perdernos en los detalles ni en las cosas accesorias que si bien pueden enriquecer el proyecto tal vez nos distraigan demasiado.
  • Es necesario tener una actitud proactiva y positiva, interesada en aprender sobre lo que hacemos, en experimentar las sensaciones para aprender de este proceso y definir claramente nuestras metas, yendo más allá de lo que queremos hacia lo que aspiramos.
  • Aprovechar el efecto en el cerebro de la aromaterapia: El aceite esencial de pomelo puede incrementar nuestra confianza con un toque de alegría, mientras que el romero actúa como revitalizante y ayuda a la concentración. La música es otra herramienta genial para impulsarte.
  • Darnos una recompensa y reconocer cuando estamos progresando es efectivo. Cada paso merece ser reconocido. Eso restaura la confianza en nosotr@s mism@s.
  • Tal vez podríamos involucrar a un tercero bien sea delegando o comprometiéndonos a no seguir procrastinando. Algunas tareas se pueden delegar, tanto en el hogar como en el trabajo. Tenemos que preguntarnos si estamos postergando cosas porque hemos acumulado una gran cantidad de trabajo. Compartirlo serviría para gestionarlo mejor. Otras veces de lo que se trata es de asumir nuestra tarea con la ayuda de un tercero (familiar, coach, psicólogo, amig@) con quien compartir los avances o las limitaciones confrontadas.
  • Perseverar: es fundamental reconocer que si tenemos una tendencia a postergar cosas importante para nosotros que puede ser de origen epigenético o cultural, el proceso requiera ser compasivo con nosotr@s mism@s hasta librarnos de ese hábito y necesitaremos perseverar para lograr resultados y sentirnos plenos. No hay receta mágina. Eso forma parte de la naturaleza humana. Algunas veces nos tendremos que obligar a hacer algunas cosas porque sabemos que los beneficios que obtendremos bien valen el esfuerzo, y otras veces será necesario buscar una motivación más allá de lo material, utilizarlo como una oportunidad para ejercitar nuestra conciencia plena. Si nada representa un reto interesante o no sentimos pasión por lo que hacemos entonces sería necesario esclarecer qué podríamos hacer para integrar a nuestra vida algo estimulante.

En síntesis, dejar de postergar es un reto complejo y muy actual en el que está implicada no sólo la limpieza de algún armario, la redacción de un informe, o alguna actividad pesada, sino más importante aún, la posibilidad de sentirnos satisfechos o darnos una oportunidad para ser exitoso@s.

Es necesario por tanto ser honestos con nosotros mismo para reconocer qué es lo que estamos aplazando y por qué, para entonces asumir el compromiso de cambio con determinación, creatividad, constancia y mucha amorosa disciplina.


3 comentarios

AROMATERAPIA: UNA MANERA SUTIL DE EQUILIBRAR LOS HEMISFERIOS CEREBRALES Y ESTIMULAR LA CREATIVIDAD

De acuerdo a lo que se conoce hasta ahora sobre el funcionamiento del cerebro humano, la mayoría de las personas usamos más un hemisferio cerebral que el otro. En general se trata del izquierdo porque el sistema educativo predominante ha valorado tradicionalmente más la lógica, las matemáticas, el análisis, la planificación, etc., mientras la percepción de la globalidad, la intuición, la empatía, la imaginación, las emociones, esa parte calificada como más artística, se ha subestimado. Sin embargo, la necesidad de estimular la economía, en un momento en el que las crisis social, económica, ambiental y ética nos reta a encontrar respuestas adecuadas y a la vez diferentes ante el cambio, ha llevado a sugerir todo tipo de medidas para promover la innovación, comenzando por el estimulo a la creatividad. Pero… ¡Oh sorpresa!  Nuestros cerebros no han sido entrenados para tal cosa.  Ello explica las miles de recomendaciones que proliferan al respecto. Una de ellas es estimular el hemisferio derecho, no porque ahora toque suplantar al izquierdo u olvidarse de sus aspectos positivos sino para buscar un equilibrio porque es conjugando sus funciones que podemos ser más creativos, atrevernos a soñar y  materializar esas ideas. Todo en la vida puede hacerse de una manera creativa, lo que añade a la acción una sensación de placer y alegría.

Valerie Ann Wordwood, una de las más reputadas aromaterapeutas a nivel mundial, davinci1señala que Leonardo da Vinci es el clásico ejemplo de alguien que usaba de manera extraordinaria ambas partes de su cerebro, lo que le permitió destacar como un maravilloso artista y a la vez un brillante matemático, arquitecto, ingeniero e inventor de máquinas voladoras e hidráulicas así como submarinos. De allí que se le denomine el hombre completo. Añade también que en occidente son quizás los deportistas quienes han logrado esa integración de ambas partes del cerebro, conjugando disciplina y métodos lógicos con otros motivacionales. Yo añadiría que en los deportes de equipo esto se potencia aún más por el tipo de destrezas que se desarrollan. Siendo madre de un deportista nato he aprendido, me ha tocado testimoniar (tras varios años de entrenamientos de fútbol y desde hace más de seis en el baloncesto) que allí convergen una serie de funciones de diversas partes del cerebro, involucrando también –evidentemente- al corazón! Me refiero por ejemplo el conocimiento técnico y la estrategia, secuencias de jugadas, alerta, mirada global del juego, además de las destrezas físicas mismas, rapidez, agilidad, resistencia física y la pasión por el deporte. ¡Es una mezcla alquímica poderosa!

Un arte milenario. Tanto Wordwood como Patricia Davis o Robert Tisserand,  por nombrar sólo algunos de los más connotados aromaterapeutas, sugieren que el uso de los aceites esenciales contribuye Sigue leyendo


1 comentario

DEL SUEÑO A SU MATERIALIZACIÓN: CREATIVIDAD EN ACCIÓN

El lunes 30 de septiembre arrancan los encuentros del Club de los sueños creativos para ponernos en acción. Cada uno de los proyectos o sueños presentados por los participantes es hermoso, refleja perfectamente la personalidad y cualidades de cada quien, su visión y aspiraciones. Estoy segura que será un proceso enriquecedor por las distintas personalidades, formaciones, enfoques; y motivador porque nos impulsará a dar los pasos que tenemos que dar para materializar tan bellas aspiraciones. Nuestra reunión preliminar fue tan estimulante que me indica que estamos ante el inicio de una experiencia maravillosa. 

Lo fundamental es que no sólo nos estamos atreviendo a soñar, sino a despertarnos y ponernos en acción. En esta etapa será esencial mantenernos centrados en nuestro objetivo. Eso nos permitirá entre otras cosas sosegar a esa vocecita interior que nos alerta del riesgo a hacer el ridículo, al fracaso, a los sufrimientos que ello acarrearía, de las complejidades del proyecto, de los límites de nuestras habilidades o del contexto en el que nos encontramos. Este primer paso hacia la materialización de nuestros sueños o proyectos requerirá de que hagamos uso de todos los mecanismos al alcance para no abandonar antes de llegar a la meta. Ayuda mucho el hecho de estar haciendo algo que nos apasiona verdaderamente porque nos permitirá mantener el foco en nuestro objetivo a pesar de los vaivenes o desafíos que se pueden presentar. Contar con apoyo de otras personas que comprendan nuestro reto es otro de los pilares para los momentos en los que tenemos ganas de desistir, ya que nos brinda la oportunidad de compartir nuestras preocupaciones, nutrirnos de otras perspectivas, recordar nuestra motivación, entre otras tantas cosas. Justamente esa es una de las razones que nos llevaron a crear el club. Y a mi en particular me ilusiona un montón pues lo siento también como un espacio en el que asumimos un compromiso con nosotros mismos en ponerle amor y dedicación a esa idea. 

Si porque una vez que hemos recibido la visita del genio creador, la musa, la chispa creativa, o nos damos cuenta que hay un sueño esperando ser materializado no sólo evitamos que languidezca entre dudas y temores, sino que nos damos una oportunidad para sentirnos mejor. Es esta etapa es fundamental Sigue leyendo