Deja un comentario

Celebrar el ser mujer, el 8 de marzo y todos los días.

Más de cien años han pasado desde que se declarase por primera vez el Día Internacional de la Mujer y aún hay lugares en el mundo en los que  esa condición puede privar a un ser de la vida mientras en otros se vive como una gran desventaja.Por eso muchas mujeres consideran que no hay nada que celebrar, y si mucho que reivindicar para que podamos gozar de plena igualdad en derechos. Ciertamente, estamos mucho mejor que nuestras antepasadas a quienes se les negaba el derecho a la educación o al voto, pero hay retos inmensos no sólo en el plano formal, legal, sino también y más complejo aún a nivel cultural, de valores. Incluso en los países donde los derechos de la mujer han avanzado mucho es común que la mujer se sienta en la necesidad de imitar el comportamiento masculino para tener éxito en algunos ámbitos o se registren constantemente agresiones que tienen como trasfondo una larga historia de dominio y desvalorización de lo femenino.

Eso explica que muchas feministas en busca de la igualdad de derechos hayan optado por rechazar lo que se ha llamado el esencialismo o la diferencia entre mujeres y hombres aduciendo que eso de por sí es discriminatorio y que todo es producto de la cultura que nos educa de una determinada manera. Además, eso de ser esencialista nos equipara a la naturaleza, otra gran ignorada y sacrificada en aras del logro de objetivos de corto plazo, como lo han destacado muchas voces ecofeministas, economistas y filósofas feministas que nos hablan de la necesidad de revalorizar la vida, el cuidado, el mantenimiento de los ciclos, y el trabajo no remunerado que se lleva a cabo en el hogar predominantemente por las mujeres, entre otras tantas cosas. El haber denominado inicialmente el Día de la Mujer como el de la mujer “trabajadora” era una contribución a la desvalorización de las labores llevadas a cabo fundamentalmente por mujeres en el ámbito del hogar, que no son consideradas trabajo ni productivas. Otra gran falacia.

Si bien es cierto que la cultura tiene mucho que ver con a idea que tenemos de lo que es una mujer y hay un gran interés económico en etiquetarnos como consumistas, también es verdad que desde el punto de vista fisiológico somos diferentes, aunque tengamos derecho a ser consideradas ciudadanas en igualdad de condiciones que los hombres. Pero por Dios, el querer ser iguales a los hombres nos ha llevado a rechazar nuestra naturaleza, a no aceptar nuestros ciclos, a forzarnos a suprimir características que son conisderadas debilidades. La ciclicidad femenina ha sido fuente de malestar y frustración para la mujer y burla o crítica de parte de los demás por no comportarnos todo el tiempo de la misma manera o tener niveles de energía que varían a lo largo del ciclo. Hablar de la menstruación ha sido un tabú, mientras que a un hombre se le admite que se vanaglorie públicamente de su virilidad. En el plano económico hay millones de mujeres que necesitan independizarse, pero también en el plano emocional, donde hay lazos aún más fuertes de miedo, desvalorización y dependencia.

Womb_social-214x214Afortunadamente los tiempos están cambiando y cada vez hay una mayor conciencia sobre la bendición de ser mujer. Si, así lo considero hoy en día, a pesar de que pronto comprendí que las mujeres llevaban la peor parte en muchos ámbitos, y eso me impulsó a asumir una actitud masculina. Aunque nací en un país donde las mujeres son unas valientes heroínas que trabajan dentro y fuera del hogar, y mantienen su coquetería sin importar si son tildadas de esencialistas, la concepción generalizadas es que estamos hechas para las labores del hogar. Ya os he contado mi frustración cuando a mi hermanito le regalaban juguetes para divertirse y a mi escobitas y mochos para aprender a limpiar!!! Afortunadamente, el machismo de mi padre no llegaba a lo de la educación y terminé estudiando mucho más que mi hermano, lo que tampoco representa sorpresa alguna, lo que pasa es que de acuerdo a las estadísticas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, las mujeres tenemos que estudiar mucho más para poder optar por los mismos cargos que los hombres y las remuneraciones son por lo general menores. Esto además tiene que ver con el hecho de que las mujeres son las que optan por jornadas reducidas para poder tener tiempo de dedicarnos a lo que se supone que es nuestra responsabilidad.

Pero aún si nos otorgan legalmente derechos y conciliamos responsabilidades, nadie puede otorgarnos poder y respetarnos si nosotras no nos consideramos valiosas, si denigramos de nuestras hormonas y nos forzamos a funcionar como una máquina todos los días igual, si rechazamos la vulnerabilidad o la delicadeza, la ternura o el amor incondicional. Ello no quiere decir que todas las mujeres somos identicamente iguales y estamos hechas para ser madres o tener la misma orientación sexual, pero nuestro cuerpo funciona de manera diferente y eso es grandioso. Las civilizaciones ancestrales consideraban que el útero era la sede el alma femenina. Aprendamos a gestionar y potenciar nuestros dones, nuestra creatividad, nuestra fuerza vital. Desde allí nos podemos entender con los hombres en un plano de igualdad de derechos, no de agresividad y resentimiento por las miles de agresiones de las que siguen siendo objeto miles de mujeres en el mundo por el solo hecho de ser mujeres. Exijamos justicia, equidad, respeto pero valoremos nuestras cualidades y hagamos que la sociedad las valore.

El 8 de marzo es un día propicio para celebrar el haber nacido mujer, pero es una tarea de todos los días. Es un día para celebrar también que cada vez hay más hombres que expresan una masculinidad sana, que no pretenden humillarnos, ni dominarnos, ni agredirnos. Esos hombres honran las cualidades femeninas y son los mejores aliados para continuar con las reivindicaciones pendientes, para cambiar el ejemplo en el hogar y los valores de la sociedad.  El verdadero empoderamiento empieza con nosotras mismas, honrándonos.

 


4 comentarios

VOLVER AL MUNDO REAL DE LA MANO DE LO FEMENINO

Después de esta larga ausencia tengo que confesar que había escuchado muchas historias sobre lo complejo de completar una tesis doctoral. Recuerdo que una amiga comentaba que ella incluso tuvo que organizar una habitación de su casa para encerrarse sola allí a investigar, escribir, dormir… He escuchado otros relatos de la pesadilla en la que se convirtió esa fecha límite a la que parecía no poder llegarse habiendo digerido toda la montaña de libros, papeles, estadísticas, etc. que se han ido acumulando en el camino. Cada quien te da consejos o recomendaciones, pero lo cierto es que hay que vivirlo para comprenderlo. Ahora es que he podido entender a mi amiga, después que tuve que desconectarme del mundo exterior por un tiempo para poder presentar a tiempo un resultado decente de esa investigación tan interrumpida por las mudanzas de Valencia a Madrid, de Madrid a Pamplona; el proceso de volver a comenzar en un nuevo entorno; el tener que trabajar porque la investigación no está financiada; viajes intempestivos, etc.  pero sobre todo por los sucesos más complejos que me ha tocado lidiar en mi vida: el reto de múltiples dimensiones de un cáncer de mama y el asesinato del menor de mis hermanos en la convulsionada Venezuela.

Me costó mucho encontrarle sentido a dedicarme otra vez a mi investigaciónque de pronto se había vuelto intrascendente ante la magnitud de lo que significa simplemente estar vivo, porque precisamente ambos eventos evidenciaban la maravilla del regalo de la vida.  No obstante, en las profundidades de la vulnerabilidad y el duelo siempre hay una luz y una motivación que nos permite salir a flote y reencontrar la fuerza para superar los desafíos. Tener un hijo, el apoyo incondicional de mi esposo, amigos que son como ángeles, el amor de la familia, la espiritualidad, la belleza de un nuevo amanecer o el recocijo de la pintura, las manualidades… son algunos de esos motivos que figuran en mi lista.

Pero en medio de redefiniciones y divagaciones, me sorprendió un día Sigue leyendo


5 comentarios

CONCIENCIA QUE SE VUELVE POESÍA: “AHORA TOCA…”

Ahora toca… Así ha titulado mi gran amiga, Hortensia Carrer-Blandin, este hermoso poema que destila sensibilidad y sabiduría; oportunidad ribeteada de gratitud y enfoque positivo.

Además de una destacada profesional en el campo de la psicoterapia junguiana, Hortensia es también un ser humano extraordinario que ha dedicado una importante parte de su vida a ir sembrando el mundo de conciencia femenina, de círculos de mujeres, generando espacios de encuentro con nuestra ciclicidad, nuestro cuerpo, honrando el linage femenino, entre otras tantas cosas. Tiene el don de la escucha y también de la palabra que como bálsamo alivia o estimula según el caso. Su espiritualidad tiene fragancia terrenal, maravillándose con lo simple y cotidiano; un tejido único elaborado con largas hebras de experiencia y desarrollo personal que comparte con los colores de la amabilidad, sencillez y al mismo tiempo profundidad. Podría extenderme horas a enaltecer a alguien que como ven admiro profundamente, pero prefiero que sean sus propias palabras las que os transmitan su mensaje.

athena16

AHORA TOCA…

Traspasar el velo del mundo detrás del mundo y escuchar el rio debajo del rio.
Palpar el tambor del corazón y escuchar los mensajes de la sangre…
…siempre nueva y siempre eterna.
Respirar con el aliento de la loba que habita en la cueva granate de tus entrañas.
Dejar pasar las ideas cuando oscurecen y sostener solo las que aclaran.
Parir los días y criarlos con el sacrosanto oficio del amor,
De la misma manera que hemos criamos los hijos con el sacrosanto oficio de los días,
Enterrarse cuando hay que morir y florecer cuando llega el renacer.

Ahora toca…..

Honrar lo que se fue,
y reconocer lo que quedó,
Vivir con tus muertos y transformarlos en aliados de vida.
Esperar el fuego del amor sin perderte en los hielos del desamor,
Recibir al hombre permitiéndole ser hombre
y dejándote ser mujer
Aceptar el designio que la única tarea antes de morir. que te pide la Gran Diosa y su consorte el Gran Dios
es construir tu alma, elevar tu espíritu y venerar tu cuerpo.
Entonces….. solo entonces, ingresas al clan de las mujeres sabias.

Entonces…

…solo entonces eres parte de la gran manada de las trasmisoras de las pequeñas grandes verdades,
esas que nos sopla la Diosa al oído y que salen por la boca como cornucopia de frutos que alimentan la humanidad.

Hortensia Carrer-Blandín

Ilustraciones: Susan Seddon


Deja un comentario

MINDFULNESS EN FEMENINO: UNA NUEVA EXPERIENCIA CADA DÍA

La vida nos ofrece a diario miles de oportunidades para tomar conciencia del momento presente y cambiar la perspectiva, para darnos cuenta de la trascendencia de los detalles a veces ignorados, de lo afortunados que somos por tener un techo y una mano amiga, de la hermosura de la naturaleza y su perfección o lo importante de sus funciones para nuestra vida; incluso nos da la oportunidad de hacer un viaje de descubrimiento hasta la raíz de nuestras emociones y hábitos, entre otras tantas cosas.  En el caso de las mujeres, esta experiencia puede ser muy rica y variada, simplemente dada nuestra naturaleza cíclica.

La práctica del mindfulness o la conciencia plena nos permite desarrollar esa introspección que va más allá de la conversación perenne de nuestra mente ordinaria, del divagar por diversos escenarios reales o imaginados, de enlazar aleatoriamente recuerdos, tareas, deseos, preocupaciones… Y en ese estado de presencia diferente que logramos Sigue leyendo


2 comentarios

LA PRIMAVERA ES PERFECTA PARA LOS ZUMOS DE VERDURAS

Estos días de luz primaveral en el hemisferio norte son hermosos. Le contagian a uno la energía del florecer. Aunque en Pamplona siempre viene bien una bebida caliente por las noches, la temperatura en estos momentos es ideal para uno de esos zumos verdes cuyo efecto nutritivo, desintoxicante y alcalinizante les ha hecho tan populares. Además, permiten Sigue leyendo


Deja un comentario

EL 14 DE MAYO RECIBIMOS JUNTAS LA BENDICIÓN DEL ÚTERO PARA RESCATAR LA SACRALIDAD SEXUAL FEMENINA

Las Madres Lunares de Navarra hemos organizado un evento para recibir juntas la próxima Bendición Mundial del Útero que Miranda Gray nos regalará este 14 de mayo. Cada Bendición Mundial se orienta a la sanación heridas o retos que afectan a todas las mujeres, tengamos conciencia de ello o no. La sexualidad es uno de esos desafíos con los que las mujeres hemos tenido que “batallar” desde hace miles de años, generándonos bloqueos energéticos o reprimiendo una parte de nuestra naturaleza y por ende, de nuestra creatividad. Por ello Miranda propone aprovechar las energías de la primavera para abordar este tema ofreciéndonos una meditación adicional centrada en el tema pues considera que “Ya es hora de que permitamos que nuestra sexualidad florezca y se abra para que podamos aceptarla en toda su belleza y disfrutar de cómo se expresa naturalmente en nuestras vidas. Libres de miedos, limitaciones y expectativas, podemos descubrir nuestra verdadera sacralidad sexual”. 

Con esta inspiración es que hemos conjugado nuestros talentos, saberes, y disposición para ofreceros una experiencia muy especial  Sigue leyendo


3 comentarios

MINDFULNESS EN TIEMPOS REVUELTOS

A principios de este año había asumido el reto de escribir en el blog al menos una vez a la semana, y con mucho entusiasmo lo logré el primer mes. Sin embargo, la vida toma rumbos inesperados, unos gratos y otros no. En un en un instante se desata una catástrofe natural, un conflicto, se escapa una vida, se trunca un sueño… confirmándonos que no estamos al mando de nada… Retos inconmensurables ante los que hace falta que hagamos acopio de nuestra mayor fortaleza espiritual, de todas las herramientas a nuestra disposición para superarlos, porque ello redundará en pro de nuestra propia transformación. El poeta y dramaturgo inglés Christopher Fray en “Un sueño de prisioneros” decía “Gracias Dios que nuestro tiempo es ahora, cuando tenemos que hacer frente al mal en todas partes. Nunca nos dejará hasta que demos el salto más trascendental que nuestra alma haya dado jamás. Los asuntos son ahora del tamaño del alma”. Él se refería a la guerra, afirmando que en esos momentos se requerían cualidades más poderosas y sabias como la caridad, la bondad o el pacifismo, en vez de la rabia o conocer de estrategia.

Pero esos asuntos del tamaño del alma generan un caudal de emociones que es importante expresar, reconocer, aceptar y procesar. Tal vez las responsabilidades laborales, familiares o de otro orden nos obliguen a seguir adelante guardando el equipaje de sentimientos; algunas veces por convencionalismos sociales se opta por no demostrar dolor, conmoción, angustia o desasosiego; pero ese espacio y tiempo para ir dentro de nosotros y reconocer lo que sucede en nuestro interior es fundamental porque las emociones no expresadas se alojan en algún lugar de nuestro cuerpo causando más dolor, enfermedades o simplemente esperando hasta que la última gota derrame el vaso y entonces devenir en un tsunami emocional de consecuencias impredecibles.

Por eso después de un mes tratando de centrarme en apoyar a mi cosmic_light_11___Marina Petromadre y mis hermanos en ese tránsito tan difícil que ha supuesto la inusitada partida de mi hermano menor y darle luz para acelerar su tránsito a otras dimensiones, el regreso a casa ha sido como experimentar el reencuentro con mi propio dolor, con la incomprensión de una realidad social que ha derivado en esa alta probabilidad de perder la vida en manos de la delincuencia, como lo hicieron con Daniel,un joven lleno de vida y de sueños en los que además nos involucraba a todos con su cautivante energía, o por el hecho de dejar parte de mi familia en un país que enfrenta en estos momentos una situación muy compleja que ha cobrado la vida de otros tantos jóvenes. El duelo tiene esas cosas, a veces crees que ya has aceptado la realidad y de repente se abre un abismo de nostalgia que nos recuerda que parte de nosotros también se ha ido en esa relación interrumpida.

En esos momentos me consuela saber que los relatos de personas que han experimentado experiencias cercanas a la muerte son muy hermosos y nos hablan de un suave tránsito hacia la luz; y cuando aparece de nuevo la sensación de injusticia o dolor convertido en lágrimas echo mano de la práctica de la conciencia plena, el mindfulness, para verlo de cerca, reconocerlo yexpresarlo, sentir de donde proviene y cómo se disipa. Oxigeno mis pulmones y mis células con chispas de vida, recordando cuan efímera es y la importancia de vivir aquí y ahora. Aprovecho para respirar con olor a rosas y bergamota para que llegue a mi cerebro ese consuelo y estímulo que necesito para retomar mis actividades. Huyo de la victimización y me refugio en la capacidad de transformación que tenemos los humanos, de regeneración, en el amor de mis seres queridos cuyo apoyo ha sido fundamental, reconozco la bendición de contar con tantos buenos amigos que me han expresado su afecto de mil maneras, que me han acompañado.

large_Misty_wisteriaEn el silencio interior me doy cuenta hasta donde llega la aflicción y la disuelvo en el recuerdo de su risa, mientras mis ojos buscan el rayo de sol que se insinúa entre las nubes. Y cuando mi mente se resiste entonces echo mano de mi cuerpo para que me ayude, adopto una postura erguida y me ocupo de las tantas cosas que aún no habían recibido mi atención; plasmo algunos trazos sobre el lienzo… Toma su tiempo reconectar con la fuerza que nos mueve y nos hace asumir una actitud expansiva, positiva. Cada quien tiene su ritmo. La meditación me ha ayudado a adoptar esa actitud receptiva para que la Luz Divina pueda suavemente ir calmando el sufrimiento, tiernamente suturando las heridas, dulcemente penetrando en cada una de nuestras células limpiando la congoja, apreciando los primeros brotes de la primavera, la alegría que deriva de una sonrisa, una reflexión que te aclara el entendimiento o un comportamiento que te llena de esperanzas. Allí ha reposado mi alma muchos días regodeándose en cada detalle, en cada sensación, poniendo toda la atención en cada señal, en cada destello que irradia mi corazón, en el poder que fluye desde dentro y que me inspira la confianza necesaria en que puedo ir dando pasos en el camino hacia mis propios sueños.

_________

La imagen destacada es de Alasdair Urquhart, mientras que Cosmic Light es una obra de Marina Petro  y Misty Wisteria es de Rachel Mc Naughton.